Señales de que su niño o adolescente podría necesitar ayuda psicológica

  • La presencia de conductas que interfieren con su habilidad para aprender, o para hacer amigos, o para disfrutar.
  • Dificultades académicas (bajo rendimiento escolar)
  • Problemas manteniendo la atención, esperando su turno, y exceso de actividad motora.
  • Cuando el niño se autocrítica fuertemente “…No sirvo para nada…nada de lo que hago me sale bien…”
  • Manifestaciones de rabia, tristeza o miedos en forma excesiva.
  • Presencia de conductas inmaduras para la edad del niño.
  • Muchos síntomas físicos que no tienen causa medica aparente.
  • Preocupación excesiva con conductas sexuales.
  • Conversaciones acerca de no querer vivir.
  • Dificultad para ajustarse a cambios familiares comunes.
  • Que haya estado en situaciones traumáticas, tales como abandono, abuso físico o sexual, haya presenciado violencia en alguno de los miembros familiares, muerte de algún familiar cercano, divorcio de los padres o que uno de los padres se vuelva a casar, enfermedad crónica tanto en el, como en alguno de sus familiares cercanos, hospitalización o procedimientos médicos dolorosos.
This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink.

Comments are closed.